lunes, 6 de julio de 2015

ENTREVISTA A HÉCTOR R. PESSINA

Dario Lavia y Héctor R. Pessina  

Cientos de lectores nos preguntaban sobre el Presidente de la FACF, le enviaban interrogantes y preguntas, y como se nos hacía tan difícil contestar tantos mensajes y correos, decidimos que lo más conveniente era desplegar una charla con él para ponernos al día. En esta entrevista dialogamos con él sobre el estado actual de la Ciencia Ficción y otros temas de igual interés que fuimos desarrollando. La presente tuvo lugar en el barrio de Caballito el día viernes 26 de Junio de 2015, aprovechando el tiempo luego de una reunión de la Comisión Directiva.


P: Estimado Héctor, para arrancar queríamos preguntarle específicamente sobre esta entidad que está teniendo una repercusión tan amplia. ¿Qué le parece entonces la creación de la Federación Argentina de Ciencia Ficción?
HRP: Desde el principio me pareció una muy buena idea, ambiciosa como lo es una federación. Recuerden que nucleamos a varios clubes. Reconozco que yo me quedé un poco en el tiempo y ustedes los más jóvenes tomaron la posta, pero por eso estoy contento de estar rodeado de gente más joven que trabaja tan bien y hace tanto por la Ciencia Ficción y la Fantasía. 

P: ¿Tiene algún sueño que le gustaría ver cumplido y que aún no logró presenciar?
HRP: No sé cuanto tiempo voy a vivir pero me gustaría ver una convención mundial acá en nuestro país. Lo que es la Federación en sí marcha muy bien, a paso firme, gracias a los esfuerzos de la gente joven que me acompaña, de Darío Lavia, Angela Cadillac y otros colaboradores muy esforzados que me dan la energía que yo tenía a su edad.

P: ¿Y con respecto al momento actual de la CF, qué opinión le merece? ¿Cómo ve a la CF en general y la CF nacional en particular?
HRP: Más que pasable. Con respecto a lo que pasa afuera no estoy tan enterado pero el movimiento se hace andando. En el mundo pareciera por lo que se ve que la CF nueva cayó un poco en un pozo, pero se está nutriendo mucho de tendencias nuevas como el Retrofuturismo, por eso hay una vuelta a las raíces y tanto furor por el pulp, convenciones gigantescas, clubes, revistas. Todo eso es positivo. Acá desde la Federación tratamos de propagar lo que se está haciendo acá en todos los ámbitos, en forma amplia. A mí me gustaría ver algo realmente grande acá en Argentina. Espero que lo que les dije antes se concrete, sinceramente. En realidad, es un poco difícil decir que hubo una evolución de la CF. El género tuvo su cima en los ’50 por su perfección, pero es difícil de juzgar hoy en día porque ahora los medios de información son más amplios, y nadie necesita esforzarse para enterarse de las novedades, basta con apretar una tecla y listo. En décadas pasadas todo era muy heroico, hasta la forma en que se realizaban los fanzines. Afortunadamente ahora veo acá una mezcla de ambas cosas; medios materiales que facilitan el acceso a la información y difusión, y mucho fervor por parte de lectores y aficionados por dar a propagar este género, sus trabajos, sus obras.

P: Eso es cierto. Y este gran movimiento que se está gestando ahora entre fans y publicaciones en torno al género fantástico, ¿le hace acordar a la ebullición que tuvo la CF argentina en los años ’50 y ’60?
HRP: En nuestra juventud nosotros hacíamos proselitismo de la CF puerta por puerta prácticamente. Me acuerdo que a comienzos de los ’60 con el Club Argentino de Ficción Científica encontramos a muchos fans de la revista MÁS ALLÁ y comenzamos a buscar a otros así: buscando sus direcciones en las revistas y yendo a tocarles timbre casa por casa, y encontramos a muchos. Quizá hoy suene increíble pero era la única manera en esa época en que los medios eran más escasos, y las posibilidades menores. Las teníamos que crear nosotros. Igual, hay una cosa que sigue igual: se hace camino al andar y si uno no toma las riendas y lo hace, nadie lo va a hacer. Los grandes logros de la humanidad se han hecho así, porque algún loco genial o iluminado se atrevió a dar el primer paso, no como los conformistas que se quedan sentados. Hoy desde la Federación se ve una explosión de gente ansiosa por dar a conocer sus opiniones, sus gustos, sus obras, compartir eso con otros fans.

P: Entonces, ¿le parece positiva la proliferación de revistas del género que hay últimamente?
HRP: ¡Pero por supuesto! Siempre es mejor antes que nada. Y ahora hay cerca de 20. Yo mismo dirijo ÓPERA GALÁCTICA, y realizo SPACE OPERA MAGAZINE como vehículo especial para enviar a editores y fans amigos del exterior de Europa y EE. UU. 

P: Es que todo el mundo habla maravillas y loas de la virtualidad y el mundo de internet pero a la hora de publicar, todos quieren que le editen un libro físico o publicar en una revista de papel, que se abre con las manos y se palpa. Hasta ahora no vimos ningún autor que no quiera sus libros editados en papel y los pida en formato virtual. Por algo será, ¿no?
HRP: Lo bueno es que ahora al haber tantas revistas –sean grandes o más pequeñas– existe variedad para los lectores, proporcionándole a los fans distintos tipos de lecturas fantásticas, CF de todo tipo, más moderna, más clásica, subgéneros… no hay nada como una revista de papel impreso. Todos quieren verse publicados en publicaciones impresas, guste o no. Es así.+

Héctor R. Pessina, Mariano Chinelli, Martín Durand, Dario Lavia, Christian Vallini Lawson

P: En esta era de la imagen, el aspecto visual juega un rol preponderante. ¿Usted cree que el aspecto visual de la CF es importante?
HRP: Sí, el aspecto visual es muy importante. Es vital. Lo fue así desde los comienzos de la CF; hay que recordar que muchas revistas grandes que ya están en el Olimpo de la CF, tuvieron tanta llegada en los lectores gracias a sus portadas, a sus ilustraciones sensacionalistas. Las revistas que veo ahora que llegan a la Federación hacen un énfasis notorio en la imagen, y causan mucho impacto. A mí me alegra mucho que todas estas revistas tengan éxito y se presenten con tan esmerada elaboración gráfica.


P: Usted ha visto en su larga trayectoria muchas, muchísimas publicaciones nacionales y extranjeras. ¿Qué revistas de antes le gustaban dentro de la CF?
HRP: Bueno, en castellano me gustaban mucho MÁS ALLÁ, URANIA, HOMBRES DEL FUTURO, PISTAS DEL ESPACIO que gracias a dios ahora ha vuelto… por supuesto la querida NUEVA DIMENSIÓN de España. No considero mucho a MINOTAURO porque era un poco híbrida… creo que llegar al lector de CF no le interesaba tanto como buscar a otro público ajeno al género y que en realidad el tiempo demostró que no le interesaba la CF. Al que le interesa, le interesa; y al que no, no le va a interesar por más que le disfracen la CF de cualquier cosa. La CF es CF y hay que aceptarla como tal o dejarla. No hace falta disfrazarla de otro lustre literario para complacer a los que no la ven con buenos ojos. En cuanto a las revistas de afuera mis favoritas fueron ASTOUNDING SF, GALAXY, THRILLING WONDER STORIES y por supuesto AMAZING STORIES. Como verán, en muchos aspectos conservo mis recuerdos intactos, ¡estoy lúcido! (Risas).

P: La FACF se ve muy dinámica. ¿Qué proyectos alienta usted desde la Federación para lo sucesivo?
HRP: Yo cometí un error durante mucho tiempo. Me abrí. Me arrepiento de eso. No se puede vivir solo. No se puede ser una isla. Durante mucho tiempo yo traté de apartarme buscando mi propio camino, pero eso conduce a la soledad. Ahora que estoy rodeado de gente valiosa en la Federación lo veo más claramente que nunca. Desde acá estamos dando cabida a toda la gente que le interese la CF y la Fantasía y que quiere trabajar por el género o aportar cosas positivas: se están planeando concursos, colaboraciones, lugar en las revistas, premios, rescate de viejas personalidades de nuestro género, etc. Yo veo un futuro promisorio para todos estos muchachos y chicas jóvenes, y para mí también mientras esté vivo. 

P: Siendo usted un referente en el cine de CF no podemos evitar pedirle su comentario sobre la actualidad de esta modalidad, qué nos de su punto de vista.
HRP: Yo tengo la mayoría de las películas nuevas del género, así que he podido verlas, pero he notado una cosa: que si uno tiene un DVD y ve los clásicos muchas veces, uno empieza a encontrarle los errores. Quizá a veces sea mejor quedarse con la imagen inicial. Por ejemplo en la actualidad prefiero Star Trek, porque La Guerra de las Galaxias en las tres últimas películas cayó muchísimo, ni siquiera hay una aventura real sino muchos conflictos de amor, melodramáticos, que la alejan de su espíritu original, esa sensación que fueron las tres primeras.
He notado, como les decía, que en las obras protagonizadas por Tom Cruise, Will Smith o Vin Diesel, subyace un interés más por la aventura que por la crítica social, que es la verdadera CF. Y las vi todas. Igual hay buenas obras con todos ellos, y creo que van a venir grandes obras. Quizá no haya que analizar tanto.
Me gustaría de una vez por todas que los directores que están pensando en hacer sagas se den cuenta que actualmente no se puede tardar más de dos o tres años en continuar porque la gente tiene memoria pero algunas veces se olvida y se esparcen, buscando otras cosas. 
Por las películas clásicas, solo por el hecho de que lo son, sentimos un amor especial, y esa sensación de maravilla que tienen nos satisface más que las nuevas. Lo que creo es que en la actualidad se hacen demasiadas producciones pensando en las secuelas y eso atenta contra el producto y su calidad.
Por ejemplo, Flash Gordon fue un hito, algo emblemático para la pantalla; tuvo una serie muy buena con todas sus falencias, pero luego se salió del carril en la segunda y la tercera, y lo mismo sucedió, en mayor o menor medida con Star Trek, Indiana Jones, Star Wars. Ahora bien, los directores son, en primer lugar, comerciantes, entonces son muy creativos cuando dan el puntapié inicial sin embargo luego no sé porqué pero se van cansando. Yo he visto un video en donde tanto Lucas como Spielberg dicen la verdad sobre el cansancio que les implican las continuaciones y a separarse un poco del género.

P: Nómbrenos a sus autores favoritos.
HRP: Robert Heinlein por supuesto, Isaac Asimov, Arthur C. Clarke, Edmond Hamilton, y Alfred Van Vogt, un autor increíblemente capaz.

P: ¿Y sus temas favoritos dentro de la CF?
HRP: Bien, siempre me gustó mucho el Space Opera, es sabido, y la aliento siempre desde mis revistas. Pero me gusta mucho también la CF de anticipación, sin que sea aburrida. Me refiero a que no caiga en el mero prospecto científico a lo Gernsback sino una CF con ciencia pero bien narrada, con una historia atrás que la respalde, con una idea interesante, que recurra a la anticipación.

P: ¿Qué opina de la situación actual de la carrera espacial? ¿Ve progresos?
HRP: Estoy muy desilusionado con la carrera espacial. Está todo empantanado. Espero que esto que esta sucediendo no sea una falsa conquista espacial, como decía Heinlein. Realmente espero que todos estos muchachos, los astrónomos y astronautas y fabricantes de naves, de una vez por todas se lancen adelante. Espero que los gobiernos permitan entrar a los que tienen el capital, para que sustenten la carrera espacial en serio, sólidamente y que le permitan al grupo ese de astronautas y astrónomos lanzarse al espacio. No importa que se les de algunas concesiones a esos capitalistas como explotar los minerales etc., pero lo importante es lanzarse al espacio, que lleguemos de una vez por todas a Marte lo antes posible, y tengo gran esperanza de que todo lo que hemos leído se concrete. Solo falta el empuje, el impulso, por supuesto.

P: ¿Hay un revival de la CF clásica y sus temas?
HRP: Sí, eso es claro, no sólo acá sino en el mundo. Como les decía anteriormente, hay convenciones enteras en predios de varias manzanas de grande donde se hacen exposiciones, conferencias y se subastan pulps. Salen nuevas revistas. Hay un gran interés por la CF clásica, por ese material que las nuevas generaciones se perdieron y que de alguna manera quieren conocer y poseer. Yo durante un tiempo estuve muy apartado así que no me atrevo a decir que conozco todo porque en comparación a lo que yo hacía de más joven, no sé nada. Ahora hay gente joven que sabe muchísimo. Pero por lo que veo en las revistas de nuestro medio por ejemplo, se nota un trabajo enorme, concienzudo, y hay mucha gente interesada; ahora estoy manteniéndome más informado, enterándome de todas las novedades, tratando de aportar lo mío, y sé que todo va a ir bien, muy bien. ♦

No hay comentarios:

Publicar un comentario